top of page
  • Foto del escritorJaime Chuchuca Serrano

El gran padrino

por Jaime Chuchuca Serrano I ECUADOR

 

El autor comenta sobre los escándalos de corrupción que implican a una persona allegada al presidente ecuatoriano Guillermo Lasso. El caso ha destapado toda una red de corrupción incrustada en el Estado.

Don Vito Corleone, de la obra El Padrino (1969), de Mario Puzo, se encuentra en un tránsito de la mafia que no se mete en las drogas, hacia la que dominará el mercado del narcotráfico; a esta última no le importa ninguna familia, amistad, Iglesia, ni Estado, todos son recursos para la acumulación delincuencial del capital. Andersson Boscán ha denominado Gran Padrino a Danilo Carrera, cuñado de Guillermo Lasso, quien pertenece a esta segunda mafia, la que aprovecha todo medio para su peculio. La conexión entre narcotráfico y corrupción de Estado, es una de las principales arterias de ese sistema mafioso; la minería, la trata de personas, la prostitución, el coyoterismo, el sicariato y cuánto negocio se pueda pensar, son complementarios.


Los millones de dólares robados en el sector eléctrico: CNEL, CELEC, FLOPEC, que denuncia La Posta, con una decena de audios, cientos de documentos y contratos, apuntan a una red encabezada por Danilo Carrera, ex presidente y accionista del Banco de Guayaquil. Solo en CNEL y CELEC se calculan 864 millones de dólares usurpados. Hernán Luque, también miembro del Banco y de la red, presidía la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO) y cumplía numerosos favores a cambio de coimas.


Rubén Chérrez, brazo derecho de Carrera, manejaba cargos y negocios millonarios en la Flota Petrolera Ecuatoriana (FLOPEC). El operador en CELEC, Leandro Cortázar, ha trabajado para los gobiernos de Correa, Moreno y Lasso. En esta red están también César Monge (+), Iván Correa, Roberto Bueno, Antonio Icaza, Nicolas Andrade, Ítalo Cedeño, Hugo Aguiar, entre otros. Cortázar está relacionado, además, con la corrupción de insumos médicos, junto a Xavier Jordán y Pablo Mendoza; también se ha acusado a Ronny Aleaga, asambleísta de UNES. Xavier Jordán, a su vez, está vinculado con el lavado de dinero del narcotraficante asesinado Leandro Norero.


El gobierno de Lasso y los medios que lo ayudan en el poder, han neutralizado en la opinión pública este gran caso de corrupción. Por su parte, el cuñado de Lasso ha demandado por difamación a Boscán por 500 mil dólares. Carrera, sin ser funcionario, llegó incluso a Washington para la entrevista Lasso-Biden. Me pregunto si no se equivocan en llamar gran padrino a Carrera, en lugar del mismo Guillermo Lasso.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page